Review de 1016: el universo personal de Alfred García

¡Analizamos el álbum 1016 de Alfred García!

Hace un mes que las canciones de Alfred García nos acompañan por la vida. En momentos nostálgicos, de camino al metro, paseando por la calle e incluso cantando con esas personas que lo son todo. El álbum de Alfred García fue una gran sorpresa aunque, a decir verdad, sus fans ya tenían esa esperanza puesta en él. ¿Por qué? Porque viene del interior de Alfred, es decir, puro sentimiento musical. Por ese motivo, he decidido hacer un homenaje a sus canciones con esta review de 1016. ¡Espero que os guste!

 

1. De la Tierra hasta Marte

Su primer single nos dejó sin palabras, porque Alfred las tenía todas. Esta canción es una poesía nostálgica que nos evoca a algo místico, relacionado con el universo y el amor, con sensaciones como “el calor en los huesos”. El estribillo lo tiene todo para ser cantado a pleno pulmón, pasen los años que pasen. Alfred nos narra una historia sobre una chica que es tan especial que quiere quedarse con ella, sin importarle nada más. Cuanto más escuches este tema, más te hará sentir. Sin duda, una gran elección para presentar su nueva música donde demuestra haber encontrado su estilo o su estilo haberle encontrado a él. 

2. Que nos sigan las Luces

Una nueva versión de la canción que iluminó a muchas personas. Con un tono más íntimo y, a la vez, más auténtico. ¿Qué podemos decir de su letra? Solo podemos agradecer a otro gran artista, Nil Moliner, por regalarle a Alfred este tema, que pudo modificar a su manera para darle ese toque personal. Que nos sigan las Luces no pasa de moda y, sin duda, marcó un antes y un después en la carrera del artista. Rarezas, secretos, luces… Así es Alfred. Nos encantan los coros de esta nueva versión. ¡Qué ganas teníamos de escucharla de forma definitiva!

3. Londres

Ay… Es pronunciar las primeras palabras y sentir un enredo en el pecho de ternura y tristeza. La primera canción del disco que lleva nombre de ciudad, pero que ya conocíamos de su paso por la academia de Operación Triunfo. Por aquel entonces, el piano era el verdadero protagonista en esta historia. Ahora encontramos más instrumentos como el trombón, guitarra eléctrica, acústica, batería, saxo tenor… pero los violines, la viola y el cello nos acaban de matar. ¿Qué es Londres sin ti? Nosotras tenemos otra pregunta: ¿Qué sería Alfred sin la música? ¿O nosotros sin él?

4. Wonder

Y ahora la primera colaboración de Alfred en 1016 junto a Paula Jornet (Pavvla), dos voces que de forma paralela se dedican muchas dudas y certezas. Un tema chill en inglés que nos recuerda al estilo de grupos como The Lumineers o Kodaline. Y que, personalmente, se me queda corto porque cuando ya estoy dentro de esa nube en la que te envuelve ese “And I wonder if you wonder about me” se acaba el sueño. Quizás esa es la gracia.

5. La Ciudad

No hay nada mejor que escuchar La Ciudad mientras paseas por tu ciudad, de verdad os lo digo. Te hace parar, respirar hondo y conectar con el presente. Con tus pasos. La voz de Alfred en este tema es como un susurro, que te cuenta una historia y puedes ir imaginando, visualizando y perdiéndote entre sus sentimientos y recuerdos. Incluso te sientes identificado/a o, al contrario, que no perteneces a esa historia tan personal. El piano es una delicia para convertir esos recuerdos en vida, como hizo en su día en la academia. Un gran acierto el sonido de ambiente de la ciudad en el final. ¡Bravo!

6. 1016

Esta canción impulsa a sonreír o a moverte. Es inevitable una de las dos cosas. Inténtalo. Es el tema que lleva el título de su álbum y que significa mucho para el artista. Porque 1016 es el inicio de todo y también el camino. “Tengo tanto para dar y tan poco tiempo” nos da un chute de energía y nos transmite exactamente lo que dice: que Alfred tiene muchísimo talento, historias, música y recuerdos que quiere entregarnos pero no es físicamente posible. La parte instrumental nos hace vibrar y queremos sentirla YA en concierto, si algún día conseguimos entradas porque ¡están agotadas en nuestra ciudad!

Instagram @alfredgarcia

7. Madrid

Alfred, lo tienes todo. En Madrid, el artista catalán hace un sincero homenaje a la capital, en la que le dedica palabras que ya quisieran algunas personas. Aunque Nerea, fiel compañera de OT, también aparece. Alfred coge a las ciudades con todo su cariño y las personifica. Como si Madrid fuera una persona llena de historias. Un gran acierto porque siempre que se hable de Madrid, se podrá usar como referencia este tema y contagiarlo de eternidad. Otro himno más para la colección de Alfred García. Y esto solo acaba de empezar.

8. Barcelona

Obviamente, su ciudad no podía faltar. Y tampoco la mía. Pero en esta canción, Barcelona no es la protagonista: es una mera espectadora de una historia de amor, el escenario de algo que todavía no ha ocurrido, un deseo que se hizo finalmente realidad. “I want to meet you on the streets of Barcelona”, le dedicaba Alfred a Amaia en una etapa de su vida. Una balada que coge fuerza como el deseo que tiene de besarla, de verla sonreír o ver su pelo por las mañanas. Queremos más Barcelona en sus canciones, porque esa palabra le queda genial.

9. Et vull veure

Llegamos por fin al esperado tema en catalán que dedicó a Amaia el día de su cumpleaños y que ahora cantan juntos. No podía faltar y nos ha sorprendido de una manera casi indescriptible. Es una de mis canciones favoritas del álbum por la sencillez de la balada y la magia que desprenden sus voces. La de Alfred suena más natural que nunca y la de Amaia es 100% ternura, en especial cuando pronuncia ese último “que et vull veure bufant les espelmes del pastís”. ¡Qué bien les queda el catalán! Es una canción para escucharla varias veces, porque es tan efímera y delicada que te deja como un suspiro.

10. Volver a empezar

La primera vez que escuchas las palabras “Ara varu teia, ara varu mira teià” te quedas pensando: “Pero, ¿qué dice?”, pero después recuerdas: es Alfred. Y se te pasa. Pero lo mejor de todo es que te fascina cuando lo comprendes. En este increíble tema, el artista afirma que deja atrás la ciudad de las estrellas para traer una nueva canción que no habla de amor ni de ella. Por eso “ara varu teia”, porque es todo lo contrario a palabras con un significado real.

11. Sevilla

Es una maravilla. Otro himno para una ciudad tan bonita y especial como esta. La voz más honesta de Alfred asoma con palabras como “erráis cuando habláis primero y la cagáis cuando echáis el freno”. Es sorprendente como todo su álbum guarda una relación entre sus canciones, como una huella o un camino, que siempre habla de galaxias, planetas, estrellas… De lugares. De ciudades. De vida.

12. No cuentes conmigo

La tercera colaboración del álbum junto a Carlos Sadness. Ideal para dejarte llevar, en esos días tristes… Una canción lenta que habla de desamor, del tiempo y te invita a reflexionar a fuego lento sobre las diferencias en una relación. Ambas voces son muy parecidas, que no iguales, y que se complementan de alguna forma extraña y emocional.

13. Lo que puedo dar

Vaya artista es Alfred y cómo sabe demostrarlo. Esta canción tiene un “rollo” diferente que podría considerarse adictivo. Lo que nos lleva a la siguiente cuestión: ¿Cómo es posible que en su álbum haya soltado todos estos temazos como si nada? Debemos digerir todo este talento y nos va a llevar un tiempo para perpetuarlo.

Pedro Walter

14. Por si te hace falta

Emoción. La que sentimos al vivir este momento junto a ellos en la academia de OT. La que sentimos al escuchar ahora este tema en su álbum. Alfred ha demostrado ser una persona muy especial, que lo da todo por los demás, siempre está ahí y tiene una sensibilidad que va más allá de la realidad. Solo puedo decir, personalmente, desde aquí: gracias por ser como eres. La vida te devolverá todo el amor que le des. Esta canción es un bonito ejemplo.

15. Let me go

Alfred nos ha regalado multitud de temas variados en 1016, con diferentes artistas, y este es el turno de su colaboración con Santi Balmes (de Love of Lesbian). ¿Acabo de decir temas variados? Pues este diría que es el más diferente de todos. No solo porque dura 7 minutos, sino porque es un delirio de dos voces espectaculares que va en aumento. Lo que demuestra que en nuestro país hay mucho más del talento del que somos conscientes.

16. El himno del Prat

¿A alguien le extraña que Alfred haya incluido una versión de El himno del Prat en su álbum? ¿Verdad que no? Alfred ya ha demostrado que es una persona de raíces, de hacer himnos y… no podía faltar el de su ciudad: El Prat de Llobregat. Un toque actualizado a un canción en catalán que seguro le ha acompañado en muchos momentos y que ahora regala al mundo entero. Es la canción número 16 de su álbum 1016. ¡Qué gran álbum tan variado lleno de referencias, de momentos y sentimientos que siguen a la vez un mismo estilo, mensaje y sensibilidad!

Si te ha gustado la review, puedes seguirnos y compartirla en Instagram y Twitter

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .